• Teléfono: 91 4218329
  • Whatsapp: 659862554
  • Dirección: Avda Ramón y Cajal Nº 7 MADRID
  • horario: Lun-Vie 11:00AM - 20:00PM

La cirugía íntima se realiza con el propósito de corregir el aspecto de los genitales femeninos, mejorar el tono muscular vaginal, así como disminuir el diámetro interno y externo de la vagina. Esta intervención se realiza mediante diversos procedimientos como la labioplastia o ninfoplastia, y el estrechamiento del canal de la vagina.

La labioplastia consiste en hacer una reducción de los labios menores hipertróficos (demasiado desarrollados) o colgantes, ya que en ocasiones, el tamaño de éstos puede producir incomodidades además de afectar al aspecto.

El estrechamiento del canal vaginal se realiza cuando la vagina ha sufrido un ensanchamiento debido al paso de los años.

Debido a diferentes complejos o a la factura que dejan los partos múltiples, las mujeres cada vez acuden más al médico para realizarse una intervención de este tipo.

 

La cirugía íntima femenina permite a las mujeres solucionar problemas estéticos que afectan a su autoestima y otros funcionales. De hecho, es un procedimiento estético cada vez más demandado por mujeres jóvenes.  Labios menores excesivamente grandes o asimétricos o labios mayores de un tamaño inadecuado son algunos de los problemas que llevan a la consulta de este tipo de cirugía estética. La falta de tersura de los labios menores se suele corregir con un lifting, relegando la labioplastia a la remodelación de los labios mayores y menores para proporcionar a las partes íntimas de la mujer un aspecto más equilibrado y armonioso.

Hay otras situaciones en las que la cirugía íntima femenina también proporciona soluciones adecuadas. Una de ellas es la reducción del volumen del pubis eliminando parte de la grasa que se acumula en esa zona. También se puede reconstruir el himen (himenoplastia) en mujeres que se enfrentan a determinadas exigencias sociales, culturales y religiosas. Por último, hay que decir que este tipo de cirugía también es aplicable en mujeres con incontinencia urinaria o que han tenido partos sucesivos, en los que los músculos del perineo han perdido tensión causando la distensión y caída de los labios vaginales.

Estas intervenciones, que se realizan desde la década de los 50, no eran muy habituales hasta hace unos 10 años. Pero ahora se han generalizado en España y el resto del mundo gracias, principalmente, a la divulgación y normalización que los medios de comunicación, y especialmente internet, han hecho de estos temas, así como de sus posibles soluciones. La demanda de la cirugía íntima, que despegó en 2003, la solicitaban sobre todo mujeres que deseaban corregir problemas de incontinencia urinaria y prolapso vaginal (desplazamiento de las paredes vaginales) causados, sobre todo, por múltiples partos. Pero actualmente las razones estéticas son igual de frecuentes, o más, que las funcionales.

LLÁMANOS. La primera consulta en nuestra clínica es GRATIS.

¿No tienes tiempo? No te preocupes, hacemos valoraciones online, envíanos tus consultas por WhatsApp 659862554.

Si lo prefieres puedes rellenar el formulario de contacto o enviarnos un email a info@institutonovakorpo.es